Museum Brandhorst Collection, Munich

Mientras que la arquitectura de los interiores se ha diseñado para crear situaciones de exposición ideales, la fachada exterior se ha concebido para explicitar el papel de este museo como lugar de arte vivo. Así, se ha desarrollado una piel policromática del edificio que actúa casi como una pintura abstracta a gran escala. Esta piel juega con la percepción de la escala y la plasticidad del edificio. La envoltura general está aparentemente dividida en tres volúmenes entrelazados mediante la demarcación de diferentes campos de color. Visto de cerca, cada uno de estos campos puede verse a su vez como una composición de siete colores diferentes. Visto de lejos, estas familias de colores se funden en un solo tono neutro general, cada uno con un grado diferente de luminosidad y una cierta variación de tonalidad.

Your contact person

Ir arriba