Hauptbibliothek, Vienna

“Para mí era importante que un edificio público en un lugar público envejeciera con elegancia. Por eso, materiales como la chapa y el granito quedaron descartados desde el principio. La cerámica ofrece varias ventajas. Aunque el edificio es autónomo y también muy monumental, el uso de la cerámica hace que el efecto visual general no sea brutal. Otra gran ventaja de la cerámica se refiere a la física de la construcción. El uso de ladrillos aislantes, donde cada uno es diferente, tiene un impacto muy bueno en la reverberación del sonido de los edificios circundantes. Si se hubiera utilizado un material de superficie lisa, habría sido mucho más ruidoso. Tampoco quería un edificio de color gris, sino de un color que irradiara calidez y amabilidad. En este caso, el color terracota claro es ideal. También me gusta que la cerámica tenga siempre un aspecto diferente según el tiempo que haga”. Ernst Mayr

Your contact person

Thomas Buchsteiner
Ir arriba